Fuente: http://www.theirishworld.com/big-increase-stranded-whales-dolphins/

El número de delfines y ballenas que vararon en las costas de Irlanda alcanzó niveles récord el año pasado, según Irish Whale and Dolphin Group (IWDG).

Se han notificado alrededor de 263 varamientos de cetáceos en toda Irlanda, 44 más que el último nivel más alto registrado en 2013.

El Doctor Simon Berrow, director científico de IWDG, dijo que el aumento de varamientos “no tiene precedentes”.

Declaró, para una estación de radio de Corck, que “se reportaron al  menos 12 especies, siendo el delfín común el más encontrado, con las marsopas en un segundo lugar”.

Las especies que habitan en los fondos marinos más profundos como el cachalote, aunque en menos cantidad, se han vito varadas en tres ocasiones. Solo siete veces en 17 años se ha detectado una ballena asesina en la costa irlandesa, además de una que apareció en Roundstone en Galway.

El año pasado, un estudio sobre ballenas, marsopas y delfines muertos en Irlanda desveló que casi uno de cada diez se encontraron con desechos marinos en su organismo. En la mayoría de los casos habían ingerido plásticos, en los que se incluyen un cartucho de escopeta en uno de los ejemplares encontrados, una envoltura de helado y plásticos fragmentados. Las especies que habitan en los fondos más profundos tienden a tener más cantidad de plásticos en su organismo.

El Doctor Berrow dijo: “Este estudio demuestra que aunque se han encontrado que los desechos marinos han sido consumidos por el diez por ciento de los ejemplares examinados, los restos más pequeños, conocidos como microplásticos, se pudieron ubicar en el total de las ballenas, delfines y marsopas”.

“No conocemos las consecuencias de esta forma de contaminación, pero claramente los microplásticos actualmente son omnipresentes en el medio marino”.